Noticias

Por segundo año consecutivo GREFA colabora a través de AQUILA a-LIFE con actividades divulgativas y formativas sobre la electrocución de aves en la comarca de La Moraña, gracias al apoyo económico de la Diputación Provincial de Ávila. Además, gracias a estas ayudas, en dos años los ayuntamientos colaboradores han hecho posible actuar en más de medio centenar de puntos negros, donde ya no se electrocutarán más aves.

Un técnico de AQUILA a-LIFE se dirige a un grupo de participantes en las actividades de divulgación y formación sobre la electrocución de aves subvencionadas por la Diputación de Ávila.

Se trata de un programa de voluntariado dirigido a municipios abulenses en el que GREFA realiza labores divulgativas y de formación para los vecinos que participan como voluntarios, mientras que los propios ayuntamientos se ocupan de todo lo necesario para que la financiación otorgada por la Diputación Provincial de Ávila se concrete en la corrección de apoyos eléctricos peligrosos para la avifauna.

Si en 2020 fueron diez los municipios que se interesaron en esta línea de eliminación de puntos negros para las aves, en 2021 la cifra aumentó un 50% y han sido quince los municipios involucrados. Además conviene no olvidar que hace solo cuatro años, en la primera convocatoria de estos proyectos ambientales, solo dos ayuntamientos solicitaron esa ayuda para destinarla a la erradicación de electrocuciones, por lo que el incremento exponencial en tan corto espacio de tiempo es un claro indicio del convencimiento cada vez mayor que existe sobre la necesidad de acometer decididas actuaciones de mejora en líneas eléctricas obsoletas y peligrosas.

Madrigal de las Altas Torres, Moraleja de Matacabras, Blasconuño de Matacabras, Horcajo de las Torres, Rasueros, Mamblas, Cisla, Flores de Ávila, Barromán, Villanueva del Aceral, Aldeaseca, Donvidas, Donjimeno, Cabezas de Alambre y Sanchidrián han sido los quince pueblos que se sumaron este año a la iniciativa. Gracias a su interés y esfuerzo se ha logrado actuar sobre 36 apoyos (postes o torretas) de alto riesgo de electrocución de aves. Sumados a los 21 que se pudieron proteger el año anterior, son más de medio centenar de puntos de la provincia de Ávila donde era frecuente la muerte de rapaces y en los que a día de hoy estas bajas han dejado de producirse.

Un grupo de voluntarios de Horcajo de las Torres (Ávila) que se ha implicado en la lucha contra las electrocuciones de aves posa ante la fachada del ayuntamiento de esta localidad.

Apostando por la participación vecinal

GREFA, en representación del proyecto europeo AQUILA a-LIFE para la recuperación del águila de Bonelli, se ha encargado de canalizar la participación vecinal, que era uno de los requisitos obligatorios establecidos por la Diputación de Ávila para la concesión de las ayudas. En nuestras reuniones con los voluntarios hemos tenido una participación presencial de 160 personas, habiendo contado además con la asistencia de todos y cada uno de los alcaldes de los municipios implicados que de esa forma quisieron dejar clara su decidida apuesta contra la muerte de aves por electrocución.

La repercusión fue todavía mayor gracias a que ayuntamientos como el de Madrigal de las Altas Torres decidieron retransmitir nuestra ponencia a través de su canal de Facebook, habiendo recibido ese vídeo 650 reproducciones. De esta forma fue posible aumentar la repercusión de la presentación que hicimos en el bello patio porticado del Real Hospital de dicha localidad, a cargo de nuestro compañero Miguel Marco. En el siguiente enlace de Facebook podéis visualizar dicha presentación, celebrada el pasado 10 de septiembre:

https://fb.watch/8vY-pjGXsD/

Desde GREFA y AQUILA a-LIFE damos la enhorabuena a la Diputación Provincial de Ávila por esta valiosa iniciativa, que hacemos extensiva a los quince ayuntamientos morañegos que han asumido en 2021 el reto de reducir la electrocución de aves en sus territorios, y en particular a sus alcaldes, secretarios de ayuntamiento y resto de personal municipal que se han volcado en sacar adelante el proyecto. Muy especialmente debemos agradecer a todos los vecinos y voluntarios de esos pueblos el cariño con que han recibido a nuestro equipo de AQUILA a-LIFE en cada una de las visitas que hemos hecho.

El alcalde de Sanchidrián (Ávila) se dirige a los vecinos de la localidad durante una presentación relativa a las electrocución de aves.

Un técnico de AQUILA a-LIFE, durante una presentación sobre las electrociones de aves a los vecinos del pueblo de Mamblas (Ávila).

Más sobre AQUILA a-LIFE

El proyecto AQUILA a-LIFE (LIFE16 NAT/ES/000235), financiado por la Unión Europea, quiere contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir su tendencia poblacional regresiva. Para ello se contempla la liberación de ejemplares en España e Italia (Cerdeña), así como abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

El proyecto AQUILA a-LIFE, que estará operativo hasta septiembre de 2022, está coordinado por GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO/BirdLife (Francia). Apoya la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Más información, en http://aquila-a-life.org

YA FUE NOTICIA

Diez ayuntamientos y un destino: La Moraña hace frente común contra la electrocución de aves, con el apoyo de AQUILA a-LIFE
https://aquila-a-life.org/index.php/es/area-de-prensa/noticias/339-diez-ayuntamientos-y-un-destino-la-morana-hace-frente-comun-contra-la-electrocucion-de-aves-con-el-apoyo-de-aquila-a-life

 

La matorralización de las parcelas de cultivo abandonadas conlleva la disminución de la abundancia de algunas de las principales presas del águila de Bonelli, lo que dificulta el establecimiento de nuevos territorios de esta rapaz (1). Por este motivo, una de las medidas incluidas en el proyecto AQUILA a-LIFE en Navarra ha sido la realización de desbroces en el entorno de los puntos de liberación de ejemplares.

Parcelas desbrozadas en 2020 en Navarra bajo la cobertura del proyecto AQUILA a-LIFE para favorecer la presencia de presas del águila de Bonelli.

Qué subidón de moral nos da saber que alguna de las águilas de Bonelli reintroducidas ha logrado emparejarse. Es justo lo que le ha ocurrido a "Aldáyar", un macho liberado en la Comunidad de Madrid en 2017. Para redondear la buena noticia, el territorio que ha elegido está en la provincia de Ávila, donde no se tenía constancia de la formación de parejas de esta especie desde hace cuarenta años.

El águila de Bonelli "Aldáyar", en primer término, junto con sus compañeras de "jaula-hacking", pocos días antes de su liberación en la Comunidad de Madrid en 2017.

Un año más, y ya van más de diez haciéndolo, GREFA ha liberado águilas de Bonelli en la Comunidad de Madrid para continuar con el reforzamiento de la población de esta rapaz en el centro peninsular, en el marco del proyecto AQUILA a-LIFE. Son siete pollos los que hemos aclimatado y liberado en 2021, de los que sobreviven seis, que han encontrado en "Lubrina", hembra liberada hace dos años, la tutora perfecta.

Seis de las águilas de Bonelli reintroducidas en la Comunidad de Madrid en 2021, acompañadas de la hembra "Lubrina", identificada por el círculo amarillo y que está posada en la parte externa del "jaulón-hacking".

En 2021 la población de águila de Bonelli de la Comunidad de Madrid nos ha obsequiado con el nacimiento de cinco pollos, de los cuales cuatro han logrado volar con éxito. En todas las parejas que han criado este año al menos uno de sus componentes era reintroducido. Cada una de las nuevas águilas de Bonelli madrileñas es un paso más que aleja a esta majestuosa rapaz del precipicio de su desaparición en la región.

El águila de Bonelli "Travieso", durante su reciente marcaje con GPS. Este ejemplar es uno de los dos nacidos en 2021 en la Comunidad de Madrid de la pareja formada por "Haza" y "Bélmez" (ambos reintroducidos).