Inicio

Suscribete a nuestro Newsletter

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

Cuanto sabes de aves

Encuentro feliz (al menos a nosotros nos encanta) en la comarca castellana de Tierra de Campos de dos águilas de Bonelli de nuestro proyecto, ambas jóvenes del año, durante su dispersión juvenil, que estamos siguiendo vía GPS: el macho "Cofio", el primer ejemplar de la especie que nace en la Sierra Oeste de Madrid, y la hembra "Lubrina", una de las ocho aves que hemos liberado en 2019 en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (Madrid). A continuación damos todos los detalles.

"Cofio" (a la derecha, cuando aún era un pollo no volantón) ha sido una de las dos primeras águilas de Bonelli nacidas en la Sierra Oeste de Madrid.

El año 2019 ha sido un año muy especial para AQUILA a-Life, por algunos hitos en el arduo camino de la conservación del águila de Bonelli, como ha sido el nacimiento, después de treinta años, de los primeros pollos de la especie en ese santuario natural para las rapaces que es la Sierra Oeste madrileña. Son los hijos de “Haza" y "Bélmez”, águilas de Bonelli liberados en 2014 y 2015, respectivamente. Esos dos pollos son también los primeros que nacen en la Comunidad de Madrid y, por extensión, en todo el centro peninsular, de una pareja de águila de Bonelli reintroducida.

Como ya hemos contado, los dos pollos nacidos, "Cofio"y "Aceña", fueron marcados con emisor GPS a finales de mayo gracias a un operativo coordinado por GREFA [http://bit.ly/2UVaZgm]. Desgraciadamente, semanas después de echar a volar, “Aceña”, que había mostrado un desarrollo atípico para la especie durante su estancia en el nido, apareció muerta. No había causas aparentes, salvo que alguna enfermedad congénita o de crecimiento la incapacitara para la vida silvestre. Mejor suerte ha corrido el otro pollo, “Cofio”. Después de varios meses en el área donde nació, aprendiendo a cazar y a buscar sitios seguros para dormir, comenzó su independencia y con ello su dispersión juvenil.

Cambiemos ahora un momento de escenario y desde la Sierra Oeste de Madrid, territorio natal de "Cofio", vamos a movernos al Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. En este espacio protegido, también en territorio madrileño, en otra de las acciones más significativas de este año por parte de AQUILA a-LIFE, GREFA liberó a principios del verano ocho juveniles de águila de Bonelli, tal y como informamos puntualmente en su momento [http://bit.ly/2UWQFek]. Estas aves han ido moviéndose por distintos lugares de la Península Ibérica, preferentemente el norte. Dos de ellas perecieron, una presumiblemente tras ser atacada por una pareja de águilas reales y otra sin causa conocida, aunque seguimos investigando.

"Lubrina" es una de estas águilas de Bonelli. En la fotografía, de la pasada primavera, estas aves están a punto de ser emplazadas en el jaulón de aclimatación construido por AQUILA a-LIFE en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

La buena noticia que hoy queríamos dar es que "Cofio", el águila de Bonelli pionera de la Sierra Oeste de Madrid, y "Lubrina", uno de los ejemplares liberados este año en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, han ido a encontrarse hace aproximadamente una semana en la provincia de Palencia, concretamente en la comarca de Tierra de Campos.

En las semanas anteriores, "Cofio", durante su etapa de dispersión juvenil, tuvo tiempo de recorrer todo el cuadrante ibérico noroeste, adentrándose en Portugal, alcanzando la Costa da Morte de Galicia y recorriendo toda la Cornisa Cantábrica. "Lubrina", un ejemplar que nació en un nido natural de la provincia de Almería y fue cedido por la Junta de Andalucía para nuestro proyecto, hizo un viaje más directo desde la zona madrileña donde fue liberado hasta las llanuras palentinas.

Movimientos dispersivos del águila de Bonelli "Cofio" por el noroeste ibérico.

Movimientos dispersivos de las águilas de Bonelli liberadas en 2019 por AQUILA a-LIFE en la Comunidad de Madrid, siendo una de ellas "Lubrina"

Ambas águilas de Bonelli siguen en Tierra de Campos y sabemos que han volado y dormido juntos. Esperemos que sigan "sintonizadas", estén juntos mucho tiempo y, quien sabe, algún día vuelvan a territorio madrileño para asentarse y criar.

Movimientos de las águilas de Bonelli "Cofio" (puntos verdes) y "Lubrina" (puntos azules) en la zona palentina de Tierra de Campos donde se mueven desde hace unos días.

e-max.it: your social media marketing partner