Inicio

Suscribete a nuestro Newsletter

banner biblioteca

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

17 de junio de 2019, Madrid / Un total de 16 águilas de Bonelli nacidas en 2019 en dos centros de cría en cautividad de Francia y España están siendo trasladadas durante esta primavera a las zonas españolas e italianas que el proyecto AQUILA a-LIFE ha seleccionado para reintroducir a esta especie amenazada.

Pollos de águila de Bonelli criados en cautividad por UFCS-LPO en 2019 en Francia para el proyecto AQUILA a-LIFE.

El pasado 13 de junio cuatro pollos de águila de Bonelli nacidos en el centro de cría de la especie que la asociación UFCS-LPO tiene en la localidad francesa de Vendée llegaron al centro de recuperación de fauna salvaje que la ONG española GREFA tiene en Majadahonda (Madrid), donde serán objeto de los últimos cuidados y revisiones antes de su reintroducción en Álava en los próximos días.

Otras seis águilas de Bonelli nacidas también este año en el centro de cría francés (que ha sacado adelante esta temporada un total de diez pollos, gracias a la cría en cautividad con éxito en sus instalaciones de cuatro parejas reproductoras de la especie), han sido ya trasladados a las zonas de reintroducción de AQUILA a-LIFE en Navarra (tres pollos) y la Comunidad de Madrid (tres pollos).

GREFA funciona como segundo centro de cría del proyecto, de tal manera que en 2019 ha logrado que nazcan y sobrevivan en sus instalaciones seis pollos de águila de Bonelli. Tres de ellos están ya en las zonas de reintroducción de Navarra (dos pollos) y Cerdeña (un pollo). Los otros tres serán trasladados en los próximos días a Álava (dos pollos) y, de nuevo, Cerdeña (un pollo).

Christian Pacteau, fundador del centro francés de cría de águilas de Bonelli, lleva cuarenta años dedicado a la reproducción en cautividad de rapaces. "Desde 2011 hemos sacado adelante medio centenar de pollos que se han destinado en su gran mayoría a los dos proyectos coordinados desde España y apoyados por la Unión Europea que han tenido cono objeto la recuperación del águila de Bonelli", explica Pacteau. Estos proyectos son el LIFE Bonelli (2013-2017) y el actualmente vigente AQUILA a-LIFE (2017-2022).

En cuanto al centro de cría español, gestionado por GREFA y dirigido por el biólogo Pablo Izquierdo, cada año aporta más pollos para las reintroducciones, "a medida que las parejas que conforman nuestro stock reproductor van alcanzando la madurez sexual, lo que garantizará en el futuro un suministro constante y elevado de ejemplares nacidos en cautividad.", indica este especialista.

En 2009 GREFA conseguía reproducir en cautividad y de forma natural, por primera vez en España, al águila de Bonelli. Desde entonces ha sacado adelante más de cuarenta pollos, que han sido destinadas a los programas de reintroducción de la especie.

Pollos de águila de Bonelli criados en cautividad por GREFA en 2019 para el proyecto AQUILA a-LIFE.

Punto de recepción y tránsito

Por la logística de AQUILA a-LIFE, el centro de cría de GREFA funciona también como punto de recepción y tránsito de todas las águilas de Bonelli del proyecto destinadas a su reintroducción, tanto las nacidas en cautividad, como las que son extraídas de nidos salvajes. Estas aves permanecen en las instalaciones de la ONG española mientras interaccionan y se socializan con otros ejemplares de su especie durante los días o semanas previos a su traslado a las zonas de liberación.

Un pollo de águila de Bonelli criado por UFCS-LPO en Vendée (Francia) es pesado antes de su cesión al proyecto AQUILA a-LIFE

Pollos de águila de Bonelli en Vendée (Francia), antes de su traslado a España el pasado 13 de junio.

Pollo de águila de Bonelli con un emisor GPS a su espalda, antes de ser trasladado a una zona de reintroducción de AQUILA a-LIFE.

Miembros de GREFA y UFCS-LPO, en el centro de cría de Vendée (Francia), con las águilas de Bonelli destinadas al proyecto AQUILA a-LIFE.

El proyecto AQUILA a-LIFE (LIFE16 NAT/ES/000235), financiado por la Unión Europea, quiere contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir su tendencia poblacional regresiva. Para ello se contempla la liberación de ejemplares en España e Italia (Cerdeña), así como abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

El proyecto AQUILA a-LIFE, que estará operativo hasta 2022, está coordinado por GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO/BirdLife (Francia). Más información, en http://aquila-a-life.org

 

e-max.it: your social media marketing partner