Inicio

Suscribete a nuestro Newsletter

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

Cuanto sabes de aves

El pasado mes de noviembre GREFA dio comienzo a una nueva colaboración educativa dentro de la metodología STEM, esta vez con unos cuarenta alumnos de Bachillerato del instituto "Gómez Moreno", de Madrid. Esta acción se llevó a cabo en el contexto del proyecto europeo AQUILA a-LIFE, destinado a facilitar la recuperación de una especie amenazada como el águila de Bonelli, y se centró en el problema de las electrocuciones en tendidos eléctricos, principal peligro para esta rapaz. La metodología STEM, que aboga por la enseñanza integrada de cuatro áreas de conocimiento tan relacionadas como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, puede tener un excelente desarrollo en los aspectos formativos de AQUILA a-LIFE.

Un alumno del IES "Gómez Moreno", de Madrid, en una práctica con huesos de aves.

Así lo están demostrando los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) "Gómez Moreno". Para que su aprendizaje tuviese la mayor calidad, estos estudiantes pudieron obtener una visión global de AQUILA a-LIFE mediante una visita al centro de recuperación y hospital de fauna salvaje de GREFA, que tuvo lugar el pasado 8 de noviembre, donde conocieron a las protagonistas del proyecto: las águilas de Bonelli.

Los jóvenes visitantes pudieron comprobar las lesiones que provoca en estas aves las electrocuciones, gracias a termografías y visualmente en las propias instalaciones que albergan a ejemplares de la especie. Recordemos que la electrocución en tendidos eléctricos de diseño peligroso para las aves es la principal amenazada para el águila de Bonelli hoy por hoy, de manera que la reducción de este problema es uno de los principales objetivos de AQUILA a-LIFE.

En la siguiente actividad, el pasado 28 de noviembre, el equipo de GREFA / AQUILA a-LIFE se trasladó al propio instituto. Una vez allí, en colaboración con el área de Tecnología Industrial, se trabajó con los alumnos en el problema de la electrocución de aves, mediante el estudio de tendidos eléctricos, la identificación de los más peligrosos y la valoración de las medidas de protección más adecuadas.

También se aprovechó para explicar cómo funciona el seguimiento de rapaces con emisor, una técnica que permite al proyecto disponer de datos precisos de los desplazamientos de las águilas de Bonelli, así como de sus apoyos preferidos, zonas de campeo, vuelos juveniles y otros aspectos. Toda esta actividad es fundamental para arbitrar soluciones eficaces ante el grave problema de las electrocuciones de aves.

En el aula de Biología del instituto los alumnos pudieron conocer más sobre la especie y las medidas de conservación que se llevan a cabo desde AQUILA a-LIFE. En esta ocasión se hizo una práctica para conocer la metodología utilizada para la identificación de huesos de aves electrocutadas. No en vano el hallazgo de los restos de las especies más vulnerables a esta amenaza bajo los tendidos eléctricos permite identificar a las especies más vulnerables, localizar los principales "puntos negros" y valorar la magnitud del problema.

Damos la enhorabuena a este grupo de alumnos del instituto madrileño "Gómez Moreno", que se ha implicado de forma tan decidida en proyectos de formación continuados relacionados con la conservación de la naturaleza.

Algunos de los alumnos del IES "Gómez Moreno", durante la visita al centro de recuperación y hospital de fauna de GREFA, acompañados de una monitora de AQUILA a-LIFE.

Alumnos del instituto de Bachillerato "Gómez Moreno" manejan varios tipos de emisores GPS diseñados para el seguimiento de aves.

Alumnos del IES "Gómez Moreno", en una práctica con huesos de aves.

Actividad formativa de AQUILA a-LIFE en un aula del instituto de Bachillerato "Gómez Moreno".

Más sobre AQUILA a-LIFE

El proyecto AQUILA a-LIFE (LIFE16 NAT/ES/000235), financiado por la Unión Europea, quiere contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir su tendencia poblacional regresiva. Para ello se contempla la liberación de ejemplares en España e Italia (Cerdeña), así como abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

El proyecto AQUILA a-LIFE, que estará operativo hasta 2022, está coordinado por GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO/BirdLife (Francia). Más información, en http://aquila-a-life.org

e-max.it: your social media marketing partner