Noticias

Tras diversas reuniones de coordinación entre la Fundación Natura Parc (FNP) y la Federación Balear de Caza, el pasado 2 de febrero, bajo el marco de AQUILA a-LIFE, miembros activos del sector cinegético en todas sus vertientes fueron acogidos en una jornada de aproximación e intercambio. El encuentro se celebró en la sede de la FNP en Santa Eugenia (Mallorca), con la finalidad de consolidar un vínculo entre nuestro proyecto y el sector cinegético, para contribuir así a la conservación del águila de Bonelli y, en general, de la biodiversidad insular.

Javier Álvarez, responsable del proyecto AQUILA a-LIFE en Mallorca, se dirige a los representantes del sector cinegético asistentes al acto.

Un total de 5.300 apoyos (postes y torretas de tendidos eléctricos) han sido visitados y revisados por el Equipo Tendidos de AQUILA a-LIFE para detectar las electrocuciones de aves. Tras un año de muestreos por toda España se han encontrado nada menos que 416 cadáveres de aves pertenecientes a casi treinta especies, entre ellas la amenazada águila de Bonelli, la rapaz en la que se centra nuestro proyecto y una de las que más bajas por electrocución registra.

Un águila de Bonelli seguida por GPS yace electrocutada al pie de un tendido eléctrico de la provincia de Toledo, tras ser localizada por el Equipo Tendidos de AQUILA a-LIFE.

Desde el proyecto AQUILA a-LIFE seguimos corrigiendo tendidos eléctricos peligrosos para el águila de Bonelli, en esta ocasión a través de la asociación GREFA y en la provincia de Toledo. Era una intervención muy especial, puesto que en los apoyos de la provincia de Toledo donde acabamos de actuar murieron dos de las águilas de Bonelli liberadas en la Comunidad de Madrid en los últimos años.

Dos técnicos aislan los puntos peligrosos en el apoyo donde se electrocutó el águila de Bonelli "Touvent".

Nuestro amigo y colaborador Pascual López, uno de los investigadores españoles que más trabaja con águila de Bonelli, nos ha informado de un reciente estudio del que es coautor sobre el efecto de las molestias humanas en el comportamiento de esta especie. Sus resultados son fruto del seguimiento de treinta ejemplares con telemetría GPS que llevan a cabo en la Comunidad Valenciana. Compartimos los resultados de este trabajo por su interés para todos los que trabajamos y/o disfrutamos con el águila de Bonelli.

Un ejemplar adulto de águila de Bonelli vuela con su emisor GPS a la vista.

Qué estimulante es recibir el apoyo desinteresado de quienes simpatizan con nuestro proyecto y están tan fascinados como nosotros por una rapaz tan especial como el águila de Bonelli. Buen ejemplo de ello es el fotógrafo Tony Peral, que ha querido donar diez ejemplares de su magnífico libro sobre esta especie a AQUILA a-LIFE para que que los regalemos a quienes realicen el curso on-line gratuito de tendidos eléctricos y aves que acabamos de lanzar.

Portada y visión lateral del libro sobre el águila de Bonelli de Tony Peral.