Noticias

Estamos tan expuestos a las dramáticas muertes de águilas de Bonelli en tendidos eléctricos que las buenas noticias las celebramos con entusiasmo. Así ha pasado en la Sierra Oeste de Madrid, donde la colaboración entre AQUILA a-LIFE, el Gobierno regional e Iberdrola se ha traducido en una acción coordinada sin precedentes en un tendido eléctrico, destinada a salvar a una pareja reintroducida de águilas de Bonelli que puede que incluso llegue a criar esta temporada.

Las águilas de Bonelli "Noalejo" (a la izquierda) y "Alameda" (de plumaje más oscuro, a la derecha), posadas sobre una roca en su territorio.

Confesamos nuestra debilidad por la hembra "Escorca", una de las primeras águilas de Bonelli nacidas en Mallorca. Su seguimiento nos ha enseñado mucho sobre la azarosa y fascinante vida de esta especie. Las recientes fotografías que hizo recientemente uno de nuestros colaboradores a "Escorca" y al macho de origen desconocido con el que está actualmente emparajada nos ha aportado más información sobre estas aves y demuestra lo importante que es el seguimiento de la especie en su hábitat natural.

La hembra de águila de Bonelli "Escorca", a la izquierda, y el macho con el que están emparejadas vuelan juntos en los cielos de Mallorca. Foto: Marc Anglada.

Gracias a las liberaciones de águilas de Bonelli impulsadas por el proyecto Life Bonelli, primero, y el AQUILA a-LIFE, actualmente, se han formado cuatro parejas de esta especie amenazada en la Comunidad de Madrid, que se suman a la que ya existía en la región. En 2019 se produjo el hito del nacimiento de dos pollos de una de esas nuevas parejas y esperamos que otras también primerizas acaben criando en aras de la población madrileña de águila de Bonelli.

El macho de águila de Bonelli "Alcaudete", liberado en 2017, y la hembra silvestre con la que ha formado pareja.

Una de las águilas de Bonelli reintroducidas en Navarra por el proyecto AQUILA a-LIFE está ahora mismo en fase de recuperación en el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje (CRFS) de Ilundain. El motivo del ingreso de este ejemplar, conocido como "Salao", ha sido una intoxicación por plomo, tal y como lo han confirmado los análisis toxicológicos. Liberado en Cáseda (Navarra) en mayo de 2019, “Salao” se asentó en su primer año de vida en una zona rica en presas al sur del Ebro, entre los términos municipales navarros de Monteagudo y Ablitas y el término municipal zaragozano de Tarazona. El seguimiento que desde AQUILA a-LIFE se hace a todas las águilas de Bonelli liberadas, mediante localizaciones GPS, permitió detectar movimientos extraños en "Salao", lo cual activó el dispositivo de captura y rescate del animal.

El águila de Bonelli "Salao", en el CRFS de Ilundain

Nos llegan prometedoras novedades desde el centro de cría de águila de Bonelli de GREFA, en Majadahonda (Madrid), que aporta pollos de esta especie para las reintroducciones de ejemplares que AQUILA a-LIFE lleva a cabo en España y en Cerdeña (Italia).

Huevos de las primeras puestas de águila de Bonelli en el centro de cría de GREFA.