Noticias

Garballó y Elmo son los nombres de dos machos de águilas de Bonelli pertenecientes a la población de la especie en la isla de Mallorca que han muerto recientemente en tendidos eléctricos, en el primer caso debido a una electrocución y en el segundo por colisión. El COFIB e IBANAT (Govern de les Illes Balears) gestionaron el levantamiento de los dos cadáveres por parte de los Agentes de Medio Ambiente, así como su necropsia, que confirmó la causa de la muerte de ambos ejemplares. Estas acciones están incluidas en los compromisos post-LIFE BONELLI que ejecuta el Govern de les Illes Balears.

El águila de Bonelli "Garballó"" yace muerta bajo la torre de un tendido eléctrico privado de Mallorca en la cual se electrocutó.

La reciente liberación de la hembra "Grazalema" en Mallorca, tras ser recuperada de una grave enfermedad, da continuidad a las liberaciones de águilas de Bonelli realizadas en los últimos años gracias a un proyecto ya finalizado que ha hecho posible que esta rapaz vuelva a reproducirse en la isla balear tras décadas de ausencia: LIFE Bonelli, que ya tiene sucesor en un nuevo proyecto centrado en la misma especie: AQUILA a-LIFE. Esta liberación es una de las primeras acciones post-LIFE BONELLI que realiza el Gobierno de las Islas Baleares, a través del COFIB y el IBANAT.

El águila de Bonelli "Grazalema" captada por foto-trampeo el pasado 5 de diciembre, ya liberada y al lado del punto donde se le aporta alimentación suplementaria.

El pasado 13 de enero, en nuestro centro de Majadahonda (Madrid), se impartió un taller sobre identificación de tendidos peligrosos para las aves y caracterización de líneas eléctricas. El objetivo es crear un equipo de trabajo para localizar puntos negros de mortalidad en las zonas de dispersión de grandes águilas. Como sabéis GREFA ha sido uno de los socios del proyecto LIFE Bonelli, centrado en la recuperación del águila de Bonelli, y actualmente es el líder del proyecto europeo AQUILA a-LIFE, que estará vigente hasta 2022 para trabajar con la misma especie. Pues bien, una de sus principales acciones está encaminada a actuar para evitar la principal causa de mortalidad que acecha a nuestras rapaces: la electrocución en tendidos eléctricos.

Un águila de Bonelli electrocutada yace en el apoyo de un tendido eléctrico.