Noticias

Seguimos avanzando en esta primera fase de AQUILA a-LIFE de los contactos con entidades y empresas que pueden aportarnos un interesante valor añadido a las acciones prevista por este proyecto en beneficio del águila de Bonelli. La predisposición que siempre hemos encontrado en Andalucía para colaborar por la recuperación de esta rapaz amenazada nos ha llevado a entablar contactos muy interesantes y a reforzar alianzas que ya estaban funcionando en esta comunidad autónoma.

Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía con un pollo de águila de Bonelli de la provincia de Jaén destinado a su traslocación por el proyecto LIFE Bonelli, precedente de ÁQUILA a-LIFE.

En el contexto de las reuniones que desde el proyecto AQUILA a-LIFE se están desarrollando por estas fechas con sectores interesados, el pasado 20 de febrero hubo una reunión con el Consejo General de Graduados en Ingeniería rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales de España (COGITI). Fue un encuentro de lo más fructífero con un colectivo profesional que puede aportar mucho en la conservación del águila de Bonelli y en especial en aliviar la principal amenaza para la rapaz: las electrocuciones en los tendidos eléctricos.

Reunión entre el COGITI y AQUILA a-LIFE, mantenida el pasado 20 de febrero.

Miembros de GREFA han visitado la isla de Cerdeña del 12 al 15 del pasado febrero, donde se va a intentar replicar la experiencia de reintroducción del águila de Bonelli que se ha llevado a cabo gracias al ya concluido proyecto LIFE Bonelli. Las liberaciones de ejemplares en la isla italiana se iniciarán esta misma primavera, en el contexto de un nuevo proyecto en favor del águila de Bonelli, AQUILA a-LIFE.

Miembros de GREFA, ISPRA y FoResTas, durante la visita a la isla de Cerdeña realizada en el contexto del proyecto AQUILA a-LIFE.

El Istituto Superiore per la Protezione e la Ricerca Ambientale (ISPRA), de Italia, convoca una beca para investigación dentro del proyecto AQUILA a-LIFE para la recuperación de las poblaciones de águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental. La beca tiene una duración de doce meses e implica el manejo y seguimiento de ejemplares de esta especie destinados a su reintroducción en la fase de "hacking" y una vez liberadas las aves, así como el tratamiento de la información aportada por estas águilas de Bonelli dotadas con emisores.

Águila de Bonelli reintroducida con su emisor visible al dorso. Foto: Sergio de la Fuente / AQUILA a-LIFE

Tras varios años de trabajo en la Sierra Oeste madrileña a través del proyecto LIFE Bonelli, en el año 2016 se asentó en esta zona una pareja de águila de Bonelli formada por aves reintroducidas procedentes de la provincia de Jaén. Dos años después, podemos brindar la gran noticia de que "Haza" y "Bélmez" han efectuado su puesta en la actual temporada reproductora y se encuentran en plena fase de incubación. Una estupenda noticia que aporta una buena dosis de ilusión al equipo del proyecto AQUILA a-LIFE, que ha recogido el testigo de la conservación de la especie.

"Haza" y "Bélmez", fotografiadas en la temporada reproductora de 2017 junto al nido artificial que ocupaban. Foto: Alberto Álvarez.