Noticias

Entre el 26 y 27 del pasado junio se celebraron en la sede de GREFA en Majadahonda (Madrid) unas jornadas formativas sobre el impacto de las líneas eléctricas en la avifauna, organizadas gracias a la colaboración entre el proyecto AQUILA a-LIFE y el SEPRONA. De hecho, este cursillo de dos días estaba exclusivamente dirigido a los miembros del SEPRONA, puesto que se entiende que la implicación de esta institución puede ser muy positiva y enriquecedora a la hora de solucionar la grave amenaza que las electrocuciones y colisiones en tendidos suponen para muchas especies, entre ellas el águila de Bonelli.

Diapositiva de presentación de las jornadas formativas organizadas por AQUILA a-LIFE y SEPRONA.

Los pasado 26 y 27 del junio nos visitó un técnico de IDOM-NEEMO, empresa colaboradora de EASME, la agencia que gestiona los proyectos LIFE de la Unión Europa. Su objetivo era hacer un seguimiento detallado del arranque de AQUILA a-LIFE. Tras la visita del monitor del LIFE, podemos adelantar que el balance de esta primera fase de nuestro proyecto dedicado a la recuperación del águila de Bonelli es de lo más positivo y alentador.

El logo de AQUILA a-LIFE en primer plano, durante la reciente visita del monitor de LIFE.

Os traemos una de las mejores noticias posibles para nuestro proyecto AQUILA a-LIFE. Si hace poco nos entristecíamos al contaros la muerte por depredación natural del pollo adoptado por una pareja formada por águilas de Bonelli reintroducidas en la Sierra Oeste de Madrid [https://goo.gl/cnefMc], hoy nos complace informaros de que se ha formado una nueva pareja en esa misma área, también compuesta por aves liberadas en la zona.

El águila de Bonelli "Alameda", con su emisor GPS visible, fotografiada en pleno vuelo. Foto: Alberto Álvarez/CANON.

Nos entristece informar de que el pollo de águila de Bonelli “Bowie” ha sido depredado en su nido de la Sierra Oeste de Madrid por un búho real. Os recordamos que este ejemplar, nacido en cautividad en 2018 en uno de los centros de cría de AQUILA a-LIFE, el de GREFA (Majadahonda, Madrid), fue trasladado a la plataforma de nidificación que ocupaba una pareja de la especie formada por dos ejemplares reintroducidos: "Haza" y "Bélmez". No perdemos sin embargo la esperanza de que esta emblemática pareja de nuestro proyecto logre reproducirse el próximo año.

El pollo de águila de Bonelli "Bowie" fotografiado a distancia pocos días antes de que fuese depredado por un búho real.

Los tres pollos de águila de Bonelli nacidos este año en los dos nidos naturales de la especie ocupados en la Comunidad de Madrid y su entorno han sido marcados con emisores GPS en un operativo coordinado desde AQUILA a-LIFE, proyecto que persigue la recuperación de esta rapaz amenazada en la región mediterránea occidental. La precariedad de esta población del centro peninsular, que venimos siguiendo desde hace años, convierte en sumamente interesante la información que a partir de ahora nos remitan las tres aves marcadas.

Momento del marcaje con GPS de "Patin", una de las águilas de Bonelli nacidas en 2018 en el centro peninsular.