Inicio

Suscribete a nuestro Newsletter

banner biblioteca

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

Mediante el seguimiento periódico de los movimientos de las águilas de Bonelli, a día de hoy se tiene constancia de la localización de ocho parejas territoriales distribuidas en Mallorca, isla donde no hace muchos años esta rapaz amenazada estaba desaparecida. Este trabajo se encuadra en las medidas previstas a favor del águila de Bonelli en el contexto del ya concluido proyecto LIFE Bonelli y suponen un valioso complemento a las acciones emprendidas por el nuevo proyecto AQUILA a-LIFE, que ha promovido el marcaje con GPS de seis pollos del año a través de la Fundació Natura Parc.

Toma de datos biométricos de uno de los pollos de águila de Bonelli nacidos en 2018 en Mallorca. Foto: Francisco Márquez.

El trabajo, llevado a cabo en conjunto por técnicos de la Fundació Natura Parc y de la Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca del Govern Balear, que colaboran en virtud de un acuerdo post-LIFE Bonelli, ha permitido constatar las parejas reproductoras de águila de Bonelli en Mallorca y sus nidos activos durante 2018. De las ocho parejas territoriales localizadas, las cinco que han tenido éxito reproductor este año han dado lugar al nacimiento de ocho pollos ,cuatro hembras y dos machos, siendo todavía desconocido el sexo de los otros dos individuos.

La vigilancia de la población actual ha permitido realizar el marcaje con emisores GPS de seis de los pollos nacidos, en el contexto del proyecto AQUILA a-LIFE, para lo que se han utilizado transmisores de satélite que ayudarán a identificar puntos críticos (en líneas eléctricas, en estanques o en viñas en espaldera) y permitirán después minimizar estas amenazas y disminuir así la probabilidad de muerte de la población mallorquina de águila de Bonelli.

Durante estos marcajes, realizados por Víctor García, técnico del Ministerio para la Transición Ecológica (antes MAPAMA) y por el ornitólogo mallorquín, Toni Muñoz, del Grup Balear de Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB Mallorca), se han obtenido también datos biométricos de los individuos. Por otro lado, se ha contado con la ayuda de diversas veterinarias del COFIB en la extracción de sangre y la toma de muestras, que después han sido procesadas por técnicos de GREFA para determinar el estado de los ejemplares marcados y determinar su sexo.

Pollo posiblemente depredado

Los pollos iniciaron a finales de mayo sus primeros vuelos y todavía se mantienen próximos a su lugar de nacimiento y dependientes de sus padres. A principios de agosto se ha podido observar lo que deben ser las primeras cazas individuales y lo previsible es que inicien la dispersión juvenil a finales de agosto o inicios de septiembre.

Cabe mencionar que uno de los pollos, una hembra en concreto, murió a los dos meses de edad. Sus restos fueron encontrados bajo el nido con el arnés del emisor GPS roto. Es posible que el ejemplar fuera depredado por un mamífero carnívoro, posiblemente una marta, justo en las fechas en que debería estar realizando sus primeros vuelos fuera del nido. Ello deja una población actual de águila de Bonelli en Mallorca de 33 individuos, configurada mayoritariamente por adultos y con mayor abundancia de hembras, de manera que se ha alcanzado una cifra que certifica el éxito de las reintroducciones de la especie impulsadas por LIFE Bonelli, proyecto cuyo testigo ha sido tomado por AQUILA a-LIFE.

Extracción de sangre de uno de los pollos de águila de Bonelli nacidos en 2018 en Mallorca durante una jornada de marcaje. Foto: Fundació Natura Parc.

Colocación de un transmisor de satélite en uno de los pollos de águila de Bonelli nacidos en 2018 en Mallorca. Foto: Fundació Natura Parc.

 

e-max.it: your social media marketing partner