Hasiera

Suscribete a nuestro Newsletter

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

Cuanto sabes de aves

Tenemos que lamentar la muerte por electrocución de una nueva águila de Bonelli, esta vez de la población de Mallorca. El suceso fue conocido recientemente gracias a la información de posición proporcionada por el dispositivo GPS que llevaba incorporado este ejemplar y que es revisada por los técnicos de la Fundació Natura Parc, con la ayuda del técnico responsable de IBANAT (Conselleria de Medio Ambiente del Govern de les Illes Balears).

Cadáver de la hembra de águila de Bonelli "Joia" encontrado a los pies de un tendido eléctrico en Santanyí (Mallorca). Foto: T. Morro.

En el punto de donde procedía la señal, en una finca privada del término municipal de Santanyí, se descubrió el cadáver del águila de Bonelli "Joia", junto con los restos de otra rapaz, posiblemente una águila calzada. A continuación se procedió a dar aviso a los Agentes de Medio Ambiente para que se siguiera el protocolo de recogida de datos y del animal antes de trasladarlo al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (COFIB) y realizar la necropsia correspondiente, que confirmó la muerte por electrocución.

"Joia" se encontraba debajo de un tendido eléctrico antiguo, con toma a tierra y con poca distancia entre conductores. Posiblemente estas características han propiciado que un soporte que no tendría que considerarse peligroso por ser de madera se convirtiera en mortal. Para Mallorca es el primer caso notificado de electrocución en soportes de madera.

Además, los tendidos privados como este pueden suponer un escalón más de dificultad a la hora de ser detectados y corregidos, ya que a menudo no se tiene registro oficial de su estructura y posición exacta y debe ser la propiedad la que invierta en su revisión y corrección.

Dos hermanas con mala suerte

"Joia" era una águila de Bonelli hembra nacida el año pasado en un nido de la especie existente en el término municipal de Andratx (Mallorca, hija de "Escorca" y "Mortitx". Desgraciadamente ha sufrido la misma suerte que su hermana "Jaia", que murió también electrocutada a finales del año pasado, por lo que esta pareja de adultos de águilas de Bonelli se ha quedado sin la descendencia que con gran esfuerzo criaron en 2020.

A pesar del trabajo llevado a cabo por ENDESA dentro del programa AVILínia de corrección de tendidos eléctricos, sigue siendo imprescindible la inversión en la revisión y adecuación de estas estructuras que suponen la principal amenaza para el águila de Bonelli y también otras aves.

Incluyendo la reciente electrocución de "Joia", el número de águilas de Bonelli muertas por electrocución en Mallorca desde que se inició el proyecto de reintroducción de esta rapaz es de 22.

Tendido eléctrico con poste de madera causante de la electrocución de "Joia". Foto: T. Morro.Detalle del soporte del tendido con toma a tierra. Foto: T. Morro."Joia" instantes después de serle colocado el emisor GPS, en julio de 2020. Foto: FNP.

Más sobre AQUILA a-LIFE

El proyecto AQUILA a-LIFE (LIFE16 NAT/ES/000235), financiado por la Unión Europea, quiere contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir su tendencia poblacional regresiva. Para ello se contempla la liberación de ejemplares en España e Italia (Cerdeña), así como abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

El proyecto AQUILA a-LIFE, que estará operativo hasta septiembre de 2022, está coordinado por GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO/BirdLife (Francia). Apoya la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Más información, en http://aquila-a-life.org

 

e-max.it: your social media marketing partner