Accueil

Suscribete a nuestro Newsletter

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

Cuanto sabes de aves

Desde AQUILA a-LIFE seguimos firmando acuerdos con fincas privadas en favor de nuestra fauna. Los más recientes han tenido lugar en los municipios madrileños de Brunete y Sevilla la Nueva. Gracias a la colaboración de sus propietarios con GREFA, hemos podido actuar en varios apoyos de tendidos eléctricos de propiedad particular que eran peligrosos para el águila de Bonelli y otras rapaces con las correcciones necesarias.

Apoyo eléctrico en Sevilla-La Nueva (Madrid) antes y después de su corrección. En la imagen correspondiente al apoyo sin corregir puede verse un búho real electrocutado.

Dentro del proyecto europeo AQUILA a-LIFE para la recuperación del águila de Bonelli, del que GREFA es coordinador, una de nuestras acciones principales es la de corregir apoyos eléctricos, ya que las electrocuciones son la principal causa de mortalidad de esta especie. Al principio del proyecto, creamos un equipo de trabajadores y voluntarios, con el objetivo de ir muestreando líneas eléctricas en busca de puntos negros de electrocución de aves. Gracias al Equipo Tendidos de GREFA, que así lo llamamos, hemos encontrado numerosos apoyos (postes y torretas de tendidos) para el águila de Bonelli y otras especies de rapaces, sin duda las aves más vulnerables a las electrocuciones.

En muchas ocasiones el tendido peligroso no es de una compañía eléctrica como tal sino de un propietario privado particular y en ese caso nos ponemos en contacto con los dueños para intentar llegar a un acuerdo de colaboración con el fin de aislar los apoyos y que sean seguros para la fauna. Un ejemplo de nuestro trabajo con estas líneas eléctricas de propiedad particular lo hemos tenido a finales de 2021, que es cuando hemos llegado a un acuerdo con dos fincas de la Comunidad de Madrid, una en Brunete y otra en Sevilla la Nueva.

Tras entablamos conversación con los propietarios, aceptaron firmar un acuerdo de colaboración con GREFA, bajo la cobertura del proyecto AQUILA a-LIFE. El acuerdo se resume en que nosotros ayudamos económicamente en una parte del coste del aislamiento de la línea y asesoramos sobre cuál es la mejor forma para ello. En la finca de Brunete se han corregido cinco apoyos peligrosos donde ya se habían electrocutado algunos animales como búhos reales. En la de Sevilla la Nueva los apoyos intervenidos han sido dos (en uno de ellos se había quedado electrocutado previamente un búho real encima de la torre).

Un real decreto insuficiente

Nuestra prioridad es salvar las vidas de los ejemplares de la fauna salvaje y consideramos en este sentido que se quedan cortas las medidas contempladas en el real decreto 1432/2008 sobre la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión. De hecho, hemos comprobado cómo siguen electrocutándose rapaces en apoyos corregidos cumpliendo las medidas previstas en dicho real decreto. Nosotros vamos un poco más allá en las correcciones, sabiendo que de esa forma las aves están seguras y que supone un gasto extra mínimo.

Si la corrección del apoyo eléctrico peligroso para las aves está bien hecha, con todos los materiales de calidad y bien colocados, estamos hablando de que puede durar al menos 15-20 años, evitando muchas muertes de ejemplares. Está claro que las correcciones deben ser revisadas periódicamente para estar seguros de que todo sigue en su sitio y funcionando. Nuestra labor no es solo ayudar económicamente, sino que somos comunicadores del problema que existe, ya que muchas personas lo desconocen. Informamos, asesoramos, buscamos soluciones y sobre todo intentamos concienciar a la gente de que debemos ayudar y respetar la naturaleza para poder seguir disfrutando de nuestro gran patrimonio natural.

Más sobre AQUILA a-LIFE

El proyecto AQUILA a-LIFE (LIFE16 NAT/ES/000235), financiado por la Unión Europea, quiere contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir su tendencia poblacional regresiva. Para ello se contempla la liberación de ejemplares en España e Italia (Cerdeña), así como abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

El proyecto AQUILA a-LIFE, que estará operativo hasta septiembre de 2022, está coordinado por GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO/BirdLife (Francia). Apoya la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Más información, en http://aquila-a-life.org

Galería de fotos

En las siguientes imágenes puede apreciarse el antes y el después de los apoyos corregidos a finales de 2021 en tendidos de propiedad particular de la Comunidad de Madrid gracias a la colaboración de propietarios privados con el proyecto AQUILA a-LIFE y la ONG GREFA. Los cuatro primeros pares de fotos corresponden a una finca de Brunete y el último a una finca de Sevilla la Nueva.

e-max.it: your social media marketing partner